Conferencia: La valoración humanística de la acción directiva

La Fundación Madrid Vivo y el Instituto Empresa y Humanismo , con la colaboración de PwC España, han organizado una conferencia-coloquio, con Jenny Darroch, Decana de la Henry Y. Hwang, Drucker School of Management, entidad que lleva el nombre del nombrado “creador e inventor de la administración moderna”.

 

Para Javier Cremades, presidente de la Fundación Madrid Vivo, “esta conferencia da continuidad a la `I Conferencia de Capitalismo Humanista´ que tuvo lugar el pasado año. Con la misma pretendemos poner de manifiesto un elemento esencial que consideramos en el patronato de la fundación Madrid Vivo: la necesidad de poner a las personas en el centro de las decisiones empresariales. Por encima de la cuenta de resultados deben de estar las personas. Algo que sin duda es cada vez más necesario en nuestra sociedad”.

En esa misma línea estuvo la intervención de Jenny Darroch. Para la norteamericana, “es esencial para la sociedad directivos que piensen por encima de la cuenta de resultados”. “Creemos-continuó Darroch- que uno de los desafíos a los que se enfrentan los directivos hoy es el enfoque intenso en maximizar la riqueza de los accionistas, donde esta es la única medida del éxito de la organización, creemos, por tanto,  que cuando las organizaciones, especialmente las grandes, usan solo números para tomar decisiones, el componente humano se pierde”. Sin duda este elemento, para la decana de la Drucker School, “es una de las razones por las que la profesión de directivo no tiene relevancia social; porque la administración ha perdido su conexión anterior con los valores y dimensiones humanos”.

El liderazgo para la Drucker School.

El liderazgo, es una de las cuestiones que más se trabajan en esta prestigiosa escuela de negocios, así, un líder debe “desarrollar una visión y definir claramente la misión de la organización; establecer metas y prioridades que ayuden a la organización a lograr su misión; los líderes fuertes también aceptarán la culpa y asumirán la responsabilidad total de los resultado; la eficacia de un líder estriba en que sabrá que la tarea final del liderazgo es crear energías humanas y tener una visión humana”. Y por último, un líder debe generar confianza, sin confianza no puede haber liderazgo y por lo tanto, no conseguirá seguidores”.

La decana terminó su intervención desgranando el denominado “Índice Drucker para medir la efectividad de las administraciones”, medido en cinco dimensiones: Satisfacción del cliente (con una ponderación del 18%); Compromiso y desarrollo de los empleados (20%); Innovación (20%); Responsabilidad Social (23%); y fortaleza financiera (19%).

Acceso al discurso de Jenny Darroch en español.

Acceso al discurso de Jenny Darroch en inglés.

Prensa

EpSocial

Cope.es

La Vanguardia

Alfa y Omega